Imprimir esta página

¿Qué quieren nuestros hijos?

¿Libertad, dinero, amigos? La respuesta varía entre unos y otros, pero lo que es seguro es que todos buscan independencia. 

Los padres a veces sufrimos buscando la respuesta a la eterna pregunta sobre qué quieren nuestros hijos adolescentes. La respuesta sabemos que no es única y aunque no podemos darles todo sí tenemos en nuestras manos la herramienta del diálogo para empoderarlos.

Los futuros estudiantes universitarios en su mayoría son adolescentes. Apenas algunos son mayores de edad y ya tienen que enfrentar el desafío de tomar una decisión tan importante como lo es su futuro profesional.

Durante la adolescencia los jóvenes parecen erráticos y eternos incomprendidos. Para los padres no es fácil saber si algo está bien o mal para ellos.

Quienes tienen una buena relación familiar van un paso adelante, quienes no la tienen a veces necesitan algo de ayuda para entender a nuestros hijos.

El Grupo de Extensión de la Universidad de Illinois se acerca a una respuesta sobre lo que quieren nuestros hijos: independencia.

La independencia no es el resultado de la libertad en exceso ni de satisfacer todos sus deseos. Es un punto intermedio que se mide en la capacidad de tomar decisiones en un contexto, a partir de la cual es posible administrar de la mejor manera los recursos físicos y emocionales con que se cuenta.

Así, nuestros hijos serán independientes no solo en el momento en que abandonen la casa sino cuando sean capaces de construir su propio ritmo de vida. Pero la mayoría de los jóvenes tampoco está buscando irse del hogar familiar, simplemente quiere su espacio.

"Ellos quieren hacer sus propias elecciones y decisiones. Al mismo tiempo, se sienten heridos si los padres no muestran ningún interés en lo que ellos están haciendo o pensando. Aunque los adolescentes no siempre lo expresan, ellos desean y requieren límites razonables en sus vidas. Esto es algo que los padres no siempre adivinan" dicen los psicólogos de Illinois.

¿Qué puedo hacer como padre?
Lo primero es tener claro que la adolescencia es un momento de transformaciones y de formación del carácter personal. Nuestros hijos requieren nuestro apoyo pero eso no significa que quieran nuestra sobreprotección.

Algunos consejos que brindan los especialistas de la Universidad de Illinois son:

* Permita que los jóvenes sean personas cada vez más independientes.

* Como padre sea tolerante pero no extremadamente permisivo.

* Establezca reglas y permita que estas se ajusten a circunstancias especiales.

* Si una regla no se cumple, haga valer su autoridad, pero nunca sea autoritario.

* Tenga una mente abierta y sea paciente.

* Interésese por la vida de sus hijos pero respete su privacidad.

* Dé consejos cuando se lo pidan pero no convierta el diálogo en sermones.

* Hable con sus hijos, ahí está la clave.

Modificado por última vez en Jueves, 05 Diciembre 2013 15:51
Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)