Imprimir esta página

A veces cuesta pensar en una carrera para estudiar que quizás ocupe nuestros próximos años de vida. ¿Qué nos gusta? ¿Qué nos apasiona? ¿Qué opciones hay? ¿Qué nos dará de comer? ¿Con qué carrera me aseguro un trabajo? En definitiva, son decenas las preguntas que nos hacemos y, todas, concluyen habitualmente en el desarrollo personal de lo que nos gusta, el progreso profesional y también el económico. Es por ello que investigamos para mencionar las carreras que los profesionales consideran serán preponderantes alrededor del año 2020.

La gran mayoría de fuentes de investigación (ver al final de la nota), coinciden en que las carreras relacionadas con el medio ambiente, la ingeniería, la tecnología, el diseño, la medicina y las relaciones humanas serán el eje profesional de la próxima década.

En un mundo donde los celulares se renuevan día a día; donde la informática corre minuto a minuto; y donde la comunicación cibernética va a la cabeza, todas las carreras relacionadas a la tecnología serán cada vez más importantes en el desarrollo futuro de las empresas: ingenieros, analistas en sistemas, entre otros.

Los ciclos económicos obligan a la revisión permanente de estrategias de mercado y al análisis continuo de los caminos que toman las empresas. Los gestores y analistas en inversión ocupan así un lugar importante, como así también los Licenciados en Matemáticas. En tiempos de crisis económica mundial, los profesionales ocupan un lugar preponderante en la toma de decisiones.

En la Argentina, por cuestiones económicas y por prestigio, los centros de salud públicos requieren cada vez de mayor personal y, al mismo tiempo, los privados, a los cuales acceden un porcentaje importante de la población también son muy demandados por personas de otros países por el nivel en cirugías y el tipo de cambio.

Por otro lado, a nivel mundial y producto de las fuertes catástrofes naturales, las orientaciones ecológicas también suponen un papel importante en el futuro. Algo similar ocurre con la sustentabilidad del campo, y ni hablar de nuestro país, donde la extensión de tierras permite un interesante ritmo laboral.

Carreras destacadas:

Bioinformática: Engloba la investigación, el desarrollo y la aplicación de herramientas informáticas a la solución de problemas biológicos, médicos o biotecnológicos.

“Los egresados pueden trabajar en un laboratorio farmacéutico, en una compañía agroindustrial para el desarrollo de semillas, en un hospital o en una petrolera en proyectos relacionados con la descontaminación”, por Adrián Turjanski, docente UBA e investigador del Conicet.

Agronomía: Si te gusta el aire libre, el campo o los animales, será una muy buena opción. El abanico laboral es amplio, pero siempre dirigido al desarrollo del sector agropecuario, del medio rural y de la industria agroalimentaria.

Ingeniería: Es el conjunto de conocimientos y técnicas científicas aplicadas a la creación, perfeccionamiento e implementación de estructuras para la resolución de problemas que afectan la actividad cotidiana de la sociedad.

“La formación de ingeniero, más allá de la especialidad, brinda la posibilidad de resolver problemas en forma creativa, armar y ejecutar proyectos. Un ingeniero informático, mecánico o industrial puede adentrarse en temas de bioquímica sin necesidad de hacer otra carrera. Lo bueno es que la ingeniería te da herramientas para desarrollarte en rubros diferentes al que estudiaste”, por Diego Musolino, socio fundador de Algae Liquor.

Robótica: Tal vez la misma palabra se autodefine. Es la rama de la tecnología que se dedica al diseño, construcción, operación, disposición estructural, manufactura y aplicación de los robots.

“La robótica vive un boom importante. La misma tecnología que se usa hoy en el país se está usando en plantas industriales de todo el mundo: las oportunidades de empleo son globales. Actualmente tiene muchísimas aplicaciones y hay desarrollos argentinos en agricultura de precisión, seguridad, medicina e industria”, por Juan Santos, profesor de robótica e inteligencia computacional del ITBA.

RECUADRO ESPECIAL

Videojuegos: Ni más ni menos que crear y diseñar juegos de consola. Un diseñador o programador de videojuegos combina habilidades técnicas y creativas para acaparar la atención de los fanáticos.

“Hacer un videojuego es lo más parecido a hacer una película, con presupuestos similares a los de las productoras de cine y un equipo multidisciplinario que incluye a artistas, programadores, músicos y diseñadores”, por Sebastián Uribe, director del departamento de videojuegos del ITBA.

“Es algo creativo y divertido, pero requiere muchas horas de trabajo y programación”, por Alejandro Espínola, desarrollador de Three Melons, compañía argentina de videojuegos que trabaja con MTV, Lego y Disney.

Otras carreras con futuro

1- Médicos y cirujanos

2- Ingenieros informáticos

3- Analistas en gestión

4- Analistas en sistemas

5- Ingenieros civiles

6- Odontólogos

7- Asesores financieros

8- Enfermeros

9- Contadores y auditores

10- Analistas de inversiones

11- Ecología urbana

12- Análisis ambiental

Fuentes consultadas: Revista Forbes, el sitio CNNExpansión o BLS Employment Matrix (dependiente de la Secretaría de Trabajo de los Estados Unidos) y Diario La Nación.

Modificado por última vez en Viernes, 13 Diciembre 2013 22:58
Valora este artículo
(1 Voto)

Artículos relacionados (por etiqueta)