Imprimir esta página

Elegir una carrera compatible conmigo

¿Cómo sé si la carrera que me gusta es la apropiada para mí?

Muchos se preguntan si la elección de carrera que ya han realizado es la adecuada. Esta duda puede verse aminorada o reforzada según el apoyo recibido, la reflexión y la búsqueda de información realizada durante tu proceso de decisión. ¿Cómo saber previamente si la carrera escogida es la adecuada?

En algún momento del largo proceso que implica escoger una carrera suele desarrollarse en los alumnos alguno de los siguientes cuestionamientos: “¿y si me equivoco de carrera?”,  “¿y si esta carrera no es para mí?”, “¿y si no llego a estudiar lo suficiente?”, “¿y si no soy todo lo capaz e inteligente que la carrera requiere?”, “¿y si no llego a recibirme?”, “¿y si no me gusta lo que aprendo?”, “¿y si me cuesta mucho?”, etc.  Todo esto nos conduce a una única pregunta:

¿Existe alguna forma de saber previamente si la carrera escogida es la adecuada?

Si bien no existe una respuesta definitiva que nos proporcione esa certeza, sí encontramos algunos recursos  que pueden colaborar a que la decisión sea informada, prudente y más sencilla:

Autoconocimiento: es tener la capacidad de conocerse a uno mismo, con todos los aspectos que esto implica (conocer los propios intereses, preferencias, aptitudes, potencialidades, necesidades, expectativas, habilidades, etc.). En reiteradas ocasiones, la incertidumbre respecto a lo vocacional está íntimamente relacionada con la incertidumbre respecto a lo personal.  Es importante destacar que, precisamente la adolescencia, es una etapa de constantes cambios y de autodescubrimiento, por lo cual es todo un desafío sentirse seguros y confiados respecto a las elecciones que se realizan. Para este aspecto en particular, entonces, puedes recurrir a la ayuda de un profesional del área de la psicología.

Conocimiento sobre las distintas carreras e instituciones: esto incluye un conocimiento real y concreto de la carrera, a través de información sobre los planes de estudio, carga horaria de la cursada, cantidad de materias, modalidades de examen, duración de la carrera, opciones de instituciones donde estudiarla, requisitos, etc. Aunque ya sepas en qué universidad te gustaría estudiar, siempre es bueno tener una visión amplia y, antes de inscribirse, recolectar información sobre otras universidades y visitarlas. Sobre este punto, existen numerosas opciones de consulta, tales como las guías de carreras.

Conocimiento de la realidad: este último punto es, quizá, el más difícil de lograr. Te recomendamos conversar con estudiantes y profesionales de la/s carrera/s de interés, que puedan compartir sus experiencias y aconsejarte.  Si bien cada uno tendrá un punto de vista diferente, según lo que ha vivido, todos te ayudarán a formar un concepto más amplio y práctico sobre lo que te interesa.

En conclusión, en un primer acercamiento a la elección de tu futuro educativo, te sugerimos concentrarte en estos tres puntos y pensar cuál de ellos crees que sería  bueno reforzar.  A partir de allí, sabrás dónde acudir para que tu decisión sea la mejor decisión que podrías tomar.

Modificado por última vez en Viernes, 18 Octubre 2013 22:51
Valora este artículo
(1 Voto)

Artículos relacionados (por etiqueta)